En Games Workshop, las personas importan. Nuestra gente no es sólo gente, sino trabajadores perfeccionistas que se esfuerzan más y mejor. Únicos, y con frecuencia peculiares, nuestros equipos están formados por personas diversas con diferentes habilidades y conocimientos a quienes les une un conjunto común de valores compartidos. Ponemos a las personas primero e invertimos en ellas a largo plazo. Después de todo, 40 años de experiencia nos han enseñado que las personas excelentes, las personas adecuadas, harán lo mismo por nosotros.