Los estudios de diseño son el centro creativo de Games Workshop. Están habitados por narradores de historias natos, un grupo diverso que se caracteriza por tener un talento espectacular y un amor compartido por nuestros universos, pasión que transforman en miniaturas de primera clase, juegos icónicos e ilustraciones inspiradoras. Gracias a su trabajo inimitable, Warhammer trasciende el hobby de los juegos de tablero.